Instrucciones de uso

Mantenimiento fachadasLos cerramientos exteriores de fachadas tienen la misión de separar el exterior del interior de la vivienda, por ello es necesario que este elemento constructivo cumpla una serie de requisitos indispensables en lo referente al aislamiento térmico, aislamiento térmico, impermeabilidad, entrada de aire, seguridad, etc.

Las fachadas de los edificios configuran el aspecto de las calles, avenidas y travesías de una población, por ello existe una regulación normativa recogida en los planes urbanísticos municipales, que además de regular el número máximo de plantas, ocupación máxima del solar, edificabilidad, etc. también regulan el aspecto exterior de las fachadas. Por esta razón no debe de modificarse la configuración exterior de la fachada sin respetar las normas municipales (modificar oberturas, instalación de carteles, instalación de toldos, etc.)

Las fachadas compuestas por muros cortina y/o fachadas ventiladas, debido a sus características técnicas específicas deben de llevar un plan de mantenimiento especifico por una empresa especializada.

En voladizos y balcones no se colocaran cargas pesadas, tales como macetas, maceteros o acopios de material. Para conservar en buenas condiciones las fachadas es vital protegerla lo mejor posible de agua, por ello es recomendable evitar riegos que provoquen goteos sobre fachadas.

Aislamiento térmico

La carencia de aislamiento térmico podría provocar superficies frías en un ambiente interior cálido que desembocaría en humedades por condensación. En el caso que se produzcan humedades por condensación, un Técnico competente deberá de evaluar su origen, las causas y las soluciones técnicas óptimas.

En los casos en los que el aislamiento térmico se encuentre húmedo o mojado, éste pierde su propiedad de aislamiento térmico y hasta puede llegar a convertirse en un conductor térmico. Por ello es de vital importancia que los aislamientos térmicos permanezcan protegidos de la humedad.

Aislamiento acústico

Los ruidos se pueden transmitir de forma aérea o por impacto a través del edificio. La procedencia del ruido puede ser del interior del edificio o exterior.

El ruido procedente del exterior puede mitigarse mediante la instalación de ventanas y balconeras con vidrio cámara. Los ruidos procedentes de viviendas vecinas pueden reducirse mediante materiales aislantes o absorbentes acústicos en paredes.

Normas de mantenimiento

InspeccionarCada 5 añosInspeccionar juntas de estanqueidad, remates, vierteaguas, antepechos, cornisas y balcones de las fachadas.
Cada 10 añosInspección para detectar la presencia de fisuras y grietas derivadas de la acción permanente de los agentes atmosféricos sobre cerramientos de piedra.Control de posibles deterioros en el recubrimiento de panelados de hormigón armado.

Revisión del estado de las juntas, presencia de fisuras, grietas y disgregaciones sobre paredes compuestas por bloques de hormigón o mortero.

Revisión del estado de las juntas, presencia de fisuras, grietas y disgregaciones sobre paredes compuestas por piezas cerámicas.

LimpiarCada 6 mesesLimpieza de vierteaguas.Limpieza de panelados para eliminar polvo adherico.
Cada añoLimpieza de superficies de voladizos y cornisas.
RenovarCada 2 añosPintado con protección superficial de los elementos de madera situados en fachadas.
Cada 3 añosPintar con protección antioxidante los elementos metálicos ubicados en el exterior y especialmente los que están situados a la intemperie.

Solicite Presupuesto