Un edificio es una entidad compleja compuesta por diferentes elementos constructivos. Dicho edificio está diseñado para albergar personas y cubrir sus necesidades en la vida cotidiana. Cada elemento constructivo tiene una finalidad específica que debe cumplirse para que el edificio y el resto de elementos funcionen correctamente.

Elementos constructivos de un edificioLa estructura sustenta el peso del edificio y de todos aquellos elementos y personas que alberga. Una estructura está formada por elementos horizontales (forjados estructurales), elementos verticales (muros, pilares, paredes de carga) y elementos de cimentación. Los forjados aparte de soportar su propio peso, también sustentan los pavimentos, paredes y tabiques, mobiliario y personas. Los pilares y paredes de carga transmiten las cargas que reciben de los forjados y las transmiten, a su vez, a la cimentación del edificio, que finalmente reparten las cargas sobre el terreno.

Las fachadas envuelven el edificio y lo protegen de las condiciones ambientales exteriores, además de aislarlo acústicamente del exterior. Los cerramientos exteriores permiten ocultar el interior de las estancias, proporcionando intimidad, pero a través de las ventanas y balconeras exteriores se permite el acceso al exterior.

La finalidad de la cubierta es la de proteger el edificio de los agentes atmosféricos y la de aislar térmica y acústicamente. Podemos encontrar dos tipos de cubiertas: cubiertas planas y cubiertas inclinadas.

Los tabiques y paredes interiores, permiten dividir el interior del edificio en diferentes estancias y espacios que finalmente lo conforman. Los acabados de los paramentos interiores y exteriores, los pavimentos y revestimientos, dotan al edificio de la calidad y el confort necesarios para su adecuado uso.

Las instalaciones dotan al edificio de los servicios necesarios para el desarrollo de las actividades humanas: subministro de agua, subministro energético (electricidad y gas), calefacción y aire acondicionado (climatización), televisión y telefonía (telecomunicaciones). Gracias a todas estas instalaciones es posible obtener el nivel de confort final que permite la habitabilidad del edificio.

Solicite Presupuesto